Las redes sociales, las grandes olvidadas en los procesos de venta en los clubes deportivos

0
301

Supongo que lo primero que ha despertado cierto rechazo es la cuestión de los procesos de venta en los clubes deportivos. ¿Ventas?

Utilizando muy rápidamente el modelo Mercadona, a la hora de referirse a los clientes suelen utilizar el símil o la indicación de “los jefes”. Mercadona orienta toda su oferta y servicios a que “sus jefes”, los clientes, estén contentos, lo encuentren todo limpio, todo ordenado, todo bien señalizado, etc… como cualquier jefe querría encontrar su empresa o negocio.

 

 

 

¿Por qué no adoptar ese método al mundo del deporte? Empezar a ver a los aficionados como “los jefes”. Y lo mejor de todo es que no tenemos que venderles nuestro producto, porque lo van a consumir sí o sí. Una persona puede cambiar de coche, de casa, de pareja, de cualquier cosa, somos infieles por naturaleza… menos de nuestro Club Deportivo. Si somos de un equipo, lo vamos a ser siempre. La simpatía va a estar ahí. Así que si lo hacemos muy mal, vamos a tener clientes. ¿Pero y si lo hacemos bien? ¿Y muy bien?

 

Muchas veces vemos una guerra de cifras de usuarios de redes sociales. F.C. Barcelona y Real Madrid C.F. pues están a otro nivel, juegan en la “Champions League” de las Redes Sociales. Pero ¿Qué ocurre por ejemplo con un club de Segunda División B? Un club que por ejemplo tiene 80.000 usuarios de Twitter. Por ejemplo. No sé si es poco o mucho, no sé si es la tendencia en Segunda División B o me he pasado cuatro pueblos… pero a modo de ejemplo nos sirve para visualizar.

¿Qué hacen los clubes para vender en redes sociales? Al final tener 80.000 seguidores son 80.000 impactos mínimos… ya es una visualización importante para una marca o empresa. Pongamos por ejemplo que tenemos un patrocinador en la camiseta de entrenamiento ¿Preparamos bien la foto que va a salir en Twitter sobre el entrenamiento de nuestro equipo para que se vea una foto atractiva con el nombre de nuestro patrocinador? Si lo hacemos bien, seguramente nuestro patrocinador estará muy contento con nosotros. Pero esto sería el ejemplo clásico de utilización de redes sociales, una imagen. Quizás un vídeo.

 

Pero… ¿Seriamos capaces de vender algo de nuestro club en redes sociales por 1€ a los 80.000 usuarios de las redes una vez al año? En números fáciles y sencillos serían 80.000€ de ingresos atípicos. ¿Y si lo hiciéramos una vez al mes? La cosa se pone interesante…

Las redes sociales, sí, sirven para comunicar. Pero también sirven para vender. Y lo mejor es que tenemos a cientos de personas deseosas de consumir nuestras historias, nuestros sentimientos, nuestras hazañas, nuestros fallos deportivos… y lo mejor de todo, nuestros productos.

 

Se puede ser pasivo. Ya vendrán, van a venir. Somos su club y sin hacer nada aquí estamos y nos van a consumir. O se puede ser activo en procesos de venta por redes sociales, generar consumo de nuestro club, generar productos y crear necesidades en nuestros aficionados, “nuestros jefes”, nuestros clientes, y conseguir ingresos que pueden ser muy potentes.

 

Tan solo es cuestión de elegir, modelo tradicional o apostar por ser consumido en la era de la transformación digital. ¿Y tú de quién eres?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.