Adiós con el deber cumplido, el corazón agradecido y la frustración de haber dado mucho más

1
1459

En enero de 2014 me incorporaba al Xaloc Alacant F.S. en la función de manager general de la entidad con unos objetivos a corto y medio plazo bien definidos. Había  que poner al Club otra vez en el mapa del fútbol sala de la Comunidad e intentar que se nos conociera un poco más lejos si cabe.

Marketing, comunicación, gestión de Club e impulsar nuevas secciones e infraestructuras en el Club. Ese era el cometido, había mucho trabajo por hacer, pero si algo ha caracterizado el año y medio que he trabajo en el Xaloc han sido sin lugar a dudas los muchos problemas que han ido apareciendo semana tras semana. Pero con trabajo y dedicación puedo decir 18 meses después que se han cumplido mucho de los objetivos que nos marcamos.

El Club ha competido en la Segunda División B, lo ha hecho bien, dando la cara hasta el final y consiguiendo la permanencia. Permanencia que visto como ha sido el año en lo deportivo vale si cabe más, demostrando una y otra vez, en el Club o desde el primer equipo la capacidad de superación, la lucha y la entrega por conseguir algo que parecía casi una quimera. Por eso llevo con orgullo este objetivo, que aunque parezca una tontería decirlo, lo he valorado incluso más que títulos que he conseguido. Todo un master en dirección deportiva, en corregir errores propios y encontrar mecanismos para conseguir victorias en la pista con equipos que a priori parecían muy superiores a nosotros. Un éxito, un tremendo éxito personal y un año de enseñanza que me hará seguir creciendo.

En el deporte dicen que está todo inventando. Y los tópicos pues son tópicos. Ganar es fácil, todo el mundo quiere estar a tu lado, pero cuando se pierde te das cuenta de muchas cosas que antes pasabas por alto. A nadie le gusta perder, y lo fácil es saltar del barco, no en plan que los niños y las mujeres se salven primero, más bien desapareciendo de la noche a la mañana y si te he visto pues no me acuerdo, y si puedo pues borro todo historial que tenga en Facebook, Twitter, Whatsapps o cualquier otra herramienta para que no quede constancia del paso por el Club. Esa es la sensación que he tenido con muchos, tanto jugadores, como aficionados y otros. Pero como buen patrón de embarcación, a pesar de zozobrar y siendo el hundimiento inminente se resistió, mérito tremendo del presidente de la entidad Vicente Oncina y de Ricardo Díaz como mano derecha para achicar agua, y capitanear junto a los jugadores un rumbo hacía la permanencia y la salvación. Puedo entender a los que se fueron, pero no lo comparto. En el deporte como en la vida todo da muchas vueltas. No hay rencor pero sí experiencia para dependiendo en que situaciones contar con unos y otros. Levantar copas a final de temporada nos gusta a todos, luchar con la guillotina sobre el cuello sabiéndose inferior al rival no está al alcance de todos.

Por ello me voy del Xaloc Alacant F.S. con el corazón agradecido del presidente con el que mantengo y mantendré en el futuro una gran relación y ayudaré siempre en lo que pueda a que el Club esté donde se merece. Igual que a Ricardo, es fácil hablar mal de la gente sin conocerla, pero como siempre he dicho, las cosas se demuestran en la pista y ahí Ricardo es TOP!

Y que decir de esos jugadores que empezaron y acabaron: Nacho, Pablo, Adri, Juanma y Fran. Y a los que fueron viniendo por diferentes circunstancia durante la temporada como Dani, Fran, John, Paco, Pau y Toni. Gracias por vuestra lucha, energía y ganas de superar las adversidades. Sin vosotros me hubiese hundido más rápido que el Costa Concordia.

Tampoco olvido a José y Rodolfo. Sois unos fenómenos y os merecéis todas las cosas buenas que queráis conseguir. Ojalá tengáis la posibilidad de vivir grandes tardes de glorias con el Club que amáis y consigáis muchísimos más objetivos. ¡Gracias por todo!

Pero es innegable que también he sufrido la frustración de haber hecho más. Tengo la sensación de que me voy con el Club mejor que cuando llegué pero también que algo más se podría haber hecho. Jesús García, jugador profesional de fútbol sala de segunda división en el Elche C.F. me dijo que era tremendo el trabajo que había realizado en el Xaloc, que se escuchaba más al Club que al Elche a pesar de ser el Elche y estar en una división superior. Con eso me quedo sin lugar a dudas, de que se han hecho muchas cosas bien y que la gente ha hablado de nosotros por esas cosas. Pero son tantas las cosas que me vienen a la cabeza que se podía haber hecho, tanto el potencial que veía en el Club que sigo pensando ya con unos días fuera del Club que algo más se podía haber hecho.

Ahora toca descansar, pensar y valorar diferentes opciones para el futuro. Quizás un año de descanso para formación no es mala opción. Salir al extranjero no es una realidad con la nueva situación personal que vivo. Pero tampoco me voy a precipitar. Me he ganado el derecho a elegir, ya he sembrado muchísimo para que se me valore por lo que he hecho y sé hacer. Nunca he puesto por delante el salario, siempre he buscado más un proyecto, capacidad de trabajo e ilusión, y seguiré buscando lo mismo en el futuro.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.