Medallas por ser más de Elche que nadie

0
245

La política lo emponzoña absolutamente todo. Empiezo fuerte, lo sé, pero es que no he encontrado una cosa donde aún los políticos hayan lanzado sus tentáculos y no lo hayan… emponzoñado. Han conseguido incluso hacerlo con el sentimiento de ser de Elche.

¿Cómo? Durante muchísimo tiempo los ilicitanos hemos llevado con orgullo ser de nuestra ciudad. Hemos salido en la tele por ser la ciudad donde más Coca Cola se bebía por habitante. También por ser la ciudad donde más coches Mercedes había por habitante. Incluso teníamos el “privilegio” de ser la única ciudad del mundo donde había cerrado un Burguer King. En el estado Martínez Valero se ha visto la mayor goleada en una copa del Mundo de Fútbol, el 10-1 de Hungría a El Salvador. Nuestra guerra de carretillas en la Nit de L’Alba. El arroz con costra. Y sobre todo una ciudad acogedora de todos aquellos que venían a ganarse la vida, a trabajar o a emprender, se respiraba un aire de ciudad ambiciosa, de ciudad valiente, de ciudad ganadora.

Y llego el año 2.000 y nos sentimos los mejores de verdad. Primero el Palmeral. Luego el Misteri, patrimonios de la Humanidad. Dos puentes emblemáticos. Un polígono industrial que era el mejor de Europa. La llegada de la Dama de Elche a un nuevo MAHE. Una década en la que nos íbamos a comer el mundo… te encontrabas a gente de Elche en cualquier punto del mundo. Ibas paseando tranquilamente por en medio de la Selva Negra visitando cualquier pueblecito de nombre impronunciable en nuestro idioma y allí que te encontrabas a un ilicitano ¿Tu eres de Elche verdad? Y hablabas de Elche. Te podía pasar viendo el Monte Rushmore en Estados Unidos, como en lo más alto de Machu Pichu, en Zanzibar, en Calcuta, New York o en Seúl. En cualquier lugar del mundo encontrabas a un ilicitano y hablabais de Elche ¿Nunca os ha pasado? Iba caminando por las murallas de Chester, en Inglaterra, cerca de Liverpool. Estuve viviendo un tiempo allí. Llevaba la camiseta de nuestro Elche C.F. en verano de 2003. Justo nos cruzamos con un grupo en las murallas cuando oímos ¿Sois de Elche? Los ojos nos brillaban a todos mientras hablábamos de nuestra Elche como si lleváramos media vida fuera de la ciudad, y solo hacían pocas semanas que habíamos llegado a Inglaterra. Y en eso que uno de los del grupo, un inglés me preguntó si le cambiaba la camiseta del Elche C.F. por otra de un equipo inglés. Los ilicitanos estamos orgullosos de Elche y de nuestro Elche C.F., no lo cambiamos por nada.

Podría seguir hablando de muchas cosas de Elche. Nuestras fiestas, la venida de la Virgen, las fiestas en nuestras pedanías, los Moros y Cristianos, San Crispín, San Antón… nuestra gastronomía con nuestros arroces, nuestra huerta, el mújol del Hondo… Cultura, deporte, nuestras playas y mil historias más. Todo esto ERA patrimonio de los ilicitanos. ERA. Porque desde que algún gurú de la política apeló que había que tocar los sentimientos de los votantes, los políticos se han apresurado a aglutinar en ellos todas las emociones por habidas y por haber. Los políticos son los más, en todo. Los políticos acaparan todas las fotos de fiestas, celebraciones y cualquier cosa que consideren puedan darles rédito electoral, porque algún gurú les dice que va a ser así. No hay nada más incómodo que estar en un “Sopar del cabasset” y que se te acerque un político a saludarte como si fuera el novio en una boda. Es sumamente incómodo. Pero igual cuando acaparan las fotos en procesiones, en nuestras fiestas y tradiciones, en nuestros éxitos deportivos o culturales en la ciudad… Tienen que acapararlo todo. Y si hablamos de los vídeos, trágame tierra.

Hemos pasado de la foto con bebés porque les hacía más humanos a fotos para ver quien es más de Elche que los demás. Y ojo, queda un año para las elecciones y el sentido común me dice que esto va a ir a más. Que este verano vamos a tener colapsadas nuestras redes sociales con noticias de Elche de nuestros políticos acaparándolo todo, siendo más ilicitanos que nadie. Y esto enfada y mucho, aunque imagino que los asesores que tienen de la vieja escuela no lo saben, la gente está harta de que les quiten sus momentos, de que les quiten sus fiestas, su gastronomía, su cultura, su deporte, sus éxitos, sus cosas, su orgullo de ser de Elche. No emponzoñen el nombre de Elche. No se atrevan a decir que son más de Elche que ningún otro ilicitano. No nos quiten el orgullo de ser de Elche, ya nos han robado los últimos 10 años en esta ciudad que va sin rumbo ni capitán con gobiernos de PSOE y PP, no nos quiten la ilusión de cruzarnos (el que pueda viajar) el momento para recuerdo de cualquier viaje al encontrarnos con un ilicitano y hablar de nuestra ciudad con orgullo. No nos toquen el orgullo de ser de Elche.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.