«Como no te vean te devoran»

0
85

Leía el otro día en algún sitio, no recuerdo donde, un artículo que tampoco era nada del otro mundo pero sí contenía una frase que me llamó la atención:

“Los clubes con pocos recursos tienen que usar la imaginación para que los vean”.

No puedo estar más de acuerdo. Es algo que siempre he intentado hacer cuando ya estaba en la liga local de Elche, después en el Elche C.F. y ahora en el Xaloc Alacant F.S.

Y es dificilísimo. Imaginar cosas, llevarlas a cabo y encima con los medios técnicos que la mayoría tenemos en casa pues no veas la tarea, a veces se presenta como algo titánico hasta un punto desesperante. Pero otra vez se vuelve a empezar, volver a ver que cosas se pueden llegar a hacer dentro de las posibilidades de cada uno o cada club, sigue siendo una tarea imaginativa que por supuesto muy pocos valoran.

Ser un gestor de club tradicional es muy sencillo, tengo tanta pasta pues es la que puedo gastarme. No me complico la vida, aunque en algunos casos ya sabemos lo que pasa, tengo esta pasta pero me voy a gastar más o me vuelvo loco gastándola sin saber si habrá más. Vamos, la historia de cada día del deporte amateur y semi-profesional, no creo que sorprenda a nadie.

Pero es cierto que hoy en día gracias sin lugar a dudas a Internet, a las redes sociales, al nuevo cambio publicitario que está dejando el papel, la televisión o la radio para desplazarse a un medio mucho más grande, más específico y concreto, podemos situar nuestro pequeño club en el panorama. Y eso tienen que trabajarlo los gestores deportivos, y con la idea de que como no te vean te devoran. No importa lo pequeño que seas, sueña con lo grande que quieres ser. Frase que me motiva, “Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”. Los más freaks seguro que sabéis quien la dijo, pero lo cierto es que desde hace unos meses la aplico constantemente. Imaginación al poder, ganas de hacer cosas, aunque no todo tiene que ser inventar que es agotador. ¿Por qué no copiar otras cosas que hacen otros? Pero para mejorarlas, de nada vale copiar para hacerlo peor.

No es fácil ser un gestor deportivo hoy en día. Sabemos que no hay dinero, ni siquiera para que el gestor deportivo tenga un salario acorde al trabajo que realiza, pero como somos gestores deportivos sabemos lo que hay. Imaginación, no queda otra opción. Intentar ir por delante de todos, intentar que te vean, poder vender tu producto a cientos de patrocinadores para al menos conseguir cientos de pequeñas cantidades para que tu club pueda funcionar. Imaginación y trabajo. Porque siendo modestos habrá poca gente en el Club y quizás los que hay no puedan hacer lo que buscas, así que toque remangarse las mangas y agachar el lomo como todo currante.

Este es el mundo de la gestión deportiva, muy duro y poco gratificante. Al final los que ganan son los jugadores y los que pierden (aunque alguno intente desviar la atención, pájaros!!) son los entrenadores, los gestores deportivos estamos en la sombra haciendo un trabajo que nadie valora, que nadie ve y que nadie recuerda… ¿Mejor? A mí me gusta que sea así, con que te dejen trabajar sobra. ¡Imaginación al poder! Recuérdalo.